BIO

THE WORK ABOUT YOUR PIANIST LIFE

Dirección escénica de Belenish Moreno-Gil

(PIANISTA + KEYBOARD, PIANO, VÍDEO & ELECTRÓNICA)

2018-2021

18′

[BIO] es una pieza para pianista que interpreta un keyboard y un piano situados en escena, vídeo mapping y una mezcla de electrónica en vivo y pre-producida. La obra funciona como una plataforma escénica accesible por cualquier pianista, confrontando al intérprete con una cronología rediseñada de su vida, prestando especial atención a las relaciones personales con el instrumento y a su carrera profesional.

 

La producción de cada nueva versión comienza con una entrevista personal, seguida de una investigación sobre fondos familiares y personales en busca de grabaciones de audio y vídeo, tanto amateur como profesionales, que constituirán una parte importante del contenido de la partitura y la electrónica. Sin embargo, [BIO] también impone parcialmente su propia narrativa, que se indexará junto con los datos proporcionados por la pianista, generando narrativas con un fuerte componente de posverdad. Este relato aborda temas como el sacrificio de la infancia y la adolescencia en aras del estudio del instrumento, las falacias en torno a la idea de genio, el desfase entre las expectativas ofrecidas por las instituciones educativas y la realidad laboral de los intérpretes, la soledad y la constante paranoia y complejo de inferioridad provocados por una Historia del Repertorio Pianístico presentada como un corpus inmutable y monolítico.

 

Por otro lado, la pieza genera una narrativa paralela que vincula la historia personal del intérprete con la de los instrumentos de teclado. De esta forma, los instrumentos físicos en el escenario se transforman en clavicordios, fortepianos, boomboxes o menús interactivos, lo cual desvela la verdadera condición de [BIO] como un videojuego en el que el intérprete progresivamente diseña su propio avatar.

 

La pieza es una producción de SWR Experimentalstudio Freiburg y ZKM Karlsruhe y la pianista Lluïsa Espigolé, cuya producción fue posible gracias al Giga-Hertz-Preis.

Óscar Escudero
X